Bienvenidos.

Este es un espacio creado para tener interacción con todas aquellas personas que se interesen en la novela Para decir adiós: Las dos Princesas, publicada por Editorial Endira, la cual se encuentra a la venta en librerías de México y en todo el mundo mediante Paypal en compra directa aquí en el blog.

jueves, 20 de octubre de 2016

Cuéntame una de vaqueros







Muchas gracias a todos los amigos que me brindaron su apoyo en un incidente relacionado con mi perfil de G+, que ahora ya no tiene mayor importancia, han sido muy amables con su solidaridad.

También agradezco de todo corazón a los que están hoy visitando este espacio y regalándome unos minutos de su día para leer mis publicaciones, todos ustedes dan sentido a este blog.

En México, desconozco si ocurre lo mismo en otros países de hispano América, siempre se ha menospreciado a la historieta, no solo considerándola como algo reservado a los niños, sino también como objetos vulgares que son leídos por las clases más populares y menos educadas.



Para los mexicanos, lo anterior se agrava si se trata de historietas creadas en el propio México, entonces son llamados subproductos que incitan al machismo y a la violencia y sus lectores son denominados indebidamente “analfabetos funcionales”, incluso algunos “intelectuales” se refieren a los productos mexicanos como la “peor historieta del mundo”.

Lo señalado desgraciadamente no solo ocurre con la historieta sino también con otras expresiones artísticas, sobre todo con la música.

Para muchos connacionales la música mexicana, llámese ranchera, banda, corrido, grupera, es denominada música naca, adjetivo que en México se identifica con lo popular, lo nacional, lo pobre y lo inculto, peyorativo que curiosamente es usado por todas las clases sociales para denominar a quien en la pirámide de la estructura social se encuentra por debajo de él.



Para los poquísimos mulltimillonarios todos en el resto del país somos nacos, para los de clase alta somos nacos todos los que pertenecemos a la clase media, estrato social para el cual es naco el “pobre”, para los de menos recursos económicos el que es naco es el indígena, como podrán ver se trata de una cadena de discriminación y podredumbre humana.



En mi particular punto de vista uno de los más grandes problemas de nuestra idiosincrasia es la falta de orgullo por quienes somos, reza una frase usada aquí:

“El rock es cultura”

De igual forma se consideran cultos el jazz, blues, soul y demás creaciones anglosajonas, pero jamás podrán ser consideradas de tal forma creaciones netamente mexicanas como lo son las canciones norteñas, rancheras y de cumbias.

Lo anteriormente dicho queda perfectamente manifestado y de mejor forma a lo que yo puedo decir, en la letra de una de las canciones de uno de mis grupos favoritos, “Café Tacuba” el cual es un ejemplo de orgullo a las raíces mexicanas y el cual comprueba que la música es simplemente eso mas allá de etiquetarla con géneros, la melodía en cuestión se llama “El fin de la infancia” y entre otras cosas dice:

La gente dice que el baile,
solo es una diversión,
y artistas extranjeros,
se llevan la comisión,
hoy quitaré el miedo,
a sentirme en la vanguardia,
sin tener que ir a New York,
para ver allá que pasa.

Y bailando caballito con la banda cafecitos, como no lo va a lograr?
Y bailando caballito con la banda cafecitos, como no lo van a respetar?

Para que tirar la piedra,
no estoy libre de pecado,
con todos los mestizos,
también me maleducaron,
porque ya estoy grandecito,
para decidir mi vida,
quinientos años frustrados,
creo que ya fue gran medida

Y bailando caballito con la banda cafecitos, como no lo va a lograr?
Y bailando caballito con la banda cafecitos, como no lo van a respetar?

Seremos capaces de bailar por nuestra cuenta?
seremos capaces de bailar?
Seremos capaces de pensar por nuestra cuenta?
seremos capaces de pensar?
basta ya de interrogar !

basta ya de interrogar !

El baile del caballito fue desarrollado por varios grupos de música norteña,  creando un subgénero con un muy peculiar estilo de baile, es decir era algo netamente mexicano, sin embargo como todo lo netamente mexicano para muchos intelectuales se trataba solamente de música vulgar, corriente y solo para nacos, desgraciadamente siempre habrá quien siga diciendo despectivamente:

“La moda nace en parís y muere en México”



Regreso a los cómics que fueron el origen de esta charla, en ellos son ampliamente despreciados los productos nacionales, incluso los que hicieron época y a los cuales me he referido en otras ocasiones aquí tal como lo son Kalimán y Fantomas, pero de entre todos esos sufridos parias hubo uno que fue más perseguido y señalado, curiosamente fue también el más longevo, llegando a publicarse ininterrumpidamente por más de 35 años, se trata de “El libro vaquero”.



Por el estigma antes señalado “El libro vaquero” es sinónimo de literatura barata, guiones planos e historias repetitivas y vulgares, es decir el epitome de toda la  lectura de los “analfabetos funcionales”, sin considerar por otro lado que se trata de un fenómeno cultural digno de estudio que bien podría servir para llevar la lectura a más personas.

Mi encuentro con el libro vaquero fue a muy temprana edad, en ese entonces la publicación aún no tenía todo el contenido erótico que tuvo al final de su existencia mientras era sobrecargado de sexo intentando sobrevivir a la extinción del medio.



Para mí siempre el cómic fue cualquier arte secuencial que se expresará en viñetas sin importar si estaba hecho en México, Japón, Francia o Estados Unidos. Esos dibujos con guiones siempre fueron mi pasión y por tanto cualquier historia que caía en mis manos era devorada por mí con mucho gusto, así que durante un tiempo en el que nos mudamos de la ciudad de México hacía Tonalá Chiapas cuando yo cursaba el segundo año de primaria, mis lecturas principales dejaron de ser el Hombre araña, los vengadores y los cuatro fantásticos, para comenzar a leer Kalimán, Lágrimas y risas y por supuesto el Libro vaquero.



Sin lugar a dudas el susodicho Libro vaquero tenía sus deficiencias pero también encerraba ciertas virtudes que sus detractores se niegan a ver. Entre los puntos que ahora como un adulto que ha leído más de lo que lo había hecho aquel niño de siete años, puedo citar como negativos el que seguramente las historias eran simples, los guiones no estaban del todo trabajados y que incluso el dibujo no era todo lo detallado que la intrínseca calidad de sus creadores podía dar, sin embargo ante ello hay que tomar en cuenta que era una publicación semanal y puedo asegurarles con conocimiento porque he intentado hacer un cómic, que realizar uno en tan solo una semana es una tarea titánica en la que difícilmente podrás entregar un producto en el que explotes al cien por ciento las cualidades que puedas tener.




Por otra parte y como sus puntos fuertes puedo señalar que en esa época era un medio sano de diversión que explotaba virtudes como el honor y la lealtad en sus protagonistas, en ellos no se hacía apología a la delincuencia tal y como ahora se hace con las narco novelas que han inundado el medio televisivo, el erotismo que incluían era más que nada sugerido y sobre todo resultaba una introducción a la lectura, la cual como ningún otro medio impreso llegaba a millones de personas que no suelen leer nada más.



En lo personal soy un ferviente creyente de que es mejor leer algo a no leer nada y que si has leído una novela ligera tienes muchas más probabilidades de poco a poco interesarte por una lectura más profunda, sin embargo los opositores de estos medios de expresión señalan que no basta leer sino que hay leer con calidad, haciendo la analogía de la desventaja de comer productos chatarra frente a una nutritiva y balanceada comida, utilizando su propia comparación yo les diría que es mejor comer algo a estar en inanición.




Puedo asegurarles por mi propia experiencia, que dichas historietas me ayudaron a aprender a leer, incluso acrecentaron mi vocabulario y que fueron la perfecta introducción para pasar a la lectura sin imágenes.

Para la mala fortuna de los vaqueros, Apaches, Cherockees y bellas bailarinas de Can Can que poblaban al libro vaquero, las crisis económicas y los adelantos tecnológicos resultaron ser los peores enemigos a enfrentar, pasando de un extraordinario tiraje de un millón de ejemplares semanales, a cuatrocientos mil, luego a cien mil hasta llegar a una cantidad que ya no lo hacía un negocio viable.

En ese trayecto la publicación sufrió no solo la merma en sus ventas sino también en su calidad, sus defectos se hicieron más evidentes, al tratar de combatir a un terrible enemigo con la estrategia inadecuada, los editores pensaron que la respuesta estaba en acrecentar la carga erótica de la publicación con lo que únicamente consiguieron que dejara de ser un producto familiar que un padre podía llevar con toda confianza a casa, de tal manera su público se fue haciendo menor hasta que el libro vaquero termino desahuciado.



Es un error creer que lo popular es sinónimo de poca calidad, pero creo que eso da mucha tela de donde cortar y espero que me acompañen en un artículo futuro para charlar sobre eso.

Muchas gracias por acompañarme, para terminar solo quiero hacer una mención especial a los dibujos del extraordinario ilustrador Jorge Aviña, aún cuando la revista descendía dramáticamente en la calidad de su contenido, las portadas realizadas por Don Jorge nunca dejaron de ser fabulosas. 



Posiblemente haya quien encuentre a las mujeres que ahí se presentan demasiado exuberantes, puede que incluso digan que dichas portadas puedan ser misóginas, yo solo sé que las valerosas chicas que el señor Aviña dibuja me encantan.




Saludos.   
  
Pueden encontrar más ilustraciones de este enorme dibujante mexicano en su página personal.













6 comentarios:

  1. Pues que te voy a decir , yo no he leído esos libros. Pero por lo que cuentas eran historias de vaqueros. Los dibujos y viñetas están muy bien realizados y el artista que los hizo era un buen dibujante. Muchos deseariían dibujar así. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la cortesía de tu generosa visita, como bien dices los dibujos, sobre todo las portadas, son realizadas por un dibujante fenomenal. Saludos

      Eliminar
  2. Me alegra que todo se haya solucionado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, afortunadamente todo quedo en un susto momentáneo, sigo sin saber exactamente que pasó pero eso ya ni importa, nuevamente gracias por tu atención.

      Eliminar
  3. Además pasó a la historia pese a quien le pese

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin lugar a dudas era mucho mejor que los sensacionales, gracias por visitarme carnalito saludos a las pequeñitas.

      Eliminar