Bienvenidos.

Este es un espacio creado para tener interacción con todas aquellas personas que se interesen en la novela Para decir adiós: Las dos Princesas, publicada por Editorial Endira, la cual se encuentra a la venta en librerías de México y en todo el mundo mediante Paypal en compra directa aquí en el blog.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Te invito al "Zombie Challenge."





Bienvenidos, gracias por estar de vuelta, se acaba noviembre y estaremos entrando de lleno a las fiestas navideñas y al último mes del año, para mí también tiene el especial significado de estar a escasos tres meses de la publicación de Para decir adiós: Las dos Princesas, la emoción para mí es muy grande.

En el transcurso de la semana pasada, me dediqué a revisar de nueva cuenta (creo que ya debo sabérmela de memoria) a Las dos Princesas, lo increíble es que aún encontré algunos errores ortográficos los cuales ya han sido reportados a Endira Editorial,  por lo que espero que en los primeros días de 2017 se envíe por fin a la imprenta, también estuve a punto de confirmar mi asistencia a mi primer convención de cómics, la Concómics de Guadalajara, una de las más grandes de Latinoamérica, para promocionar Para decir adiós, sin embargo y dado que dicho evento sería los días 11 y 12 de diciembre, al final consideré que el asistir sería sumamente apresurado y por tanto no se alcanzaría a llevar el material necesario para efectuar una promoción correcta, sin embargo agradezco a Endira Editorial su disposición para apoyarme.

Me hubiera encantado asistir pero creo que lo mejor es esperar al evento del próximo año, en esta ocasión además de promocionar mi novela hubiera tenido la oportunidad de conocer a un gran dibujante de Marvel cómics como Jae Lee y una hermosa modelo alternativa como Riae, pero espero que el próximo año, el gran fan que hay en mi tenga la oportunidad de conocer a otras personalidades.  

Black Widow y Ronin por Jae Lee


Riae

  
El título del artículo se refiere a las modas impuestas por las redes sociales, respecto a las cuales antes que nada quiero expresar algo:
Por supuesto no soy, o al menos creo no ser, un amargado que se opone a todo lo que tenga éxito, ni un cascarrabias que intenta señalar solo lo malo de las cosas, si algo me gusta lo acepto y ya, sin importar si le gusta a millones de personas o únicamente a mí.



En México tenemos una palabra para definir lo contrario a lo que he especificado, le llaman “chotear” y se refiere a la acción por la que una canción, película o actitud que al ser seguida por la gran mayoría, termina por ser repudiada por los seguidores originales quienes refieren que eso ya está “muy choteado”.

Lo anterior a mi muy particular juicio resulta del todo absurdo, como decía, a mi consideración si algo te gusta es porque te agrada a ti y logró establecer una conexión con tus sentimientos y emociones, sin importar la opinión de otros al respecto.

Ejemplos que he visto directamente de lo anterior son lo ocurrido con las películas Titanic y Avatar de James Cameron, el susodicho director era admirado por todos los seguidores de la ciencia ficción tras su grandes trabajos en Terminator, Alien regresa y el abismo, los cuales a pesar de ser grandes éxitos de taquilla, seguían siendo seguidas principalmente por los aficionados al género, a muchos de los cuales les gusta específicamente  por hacerlos sentir de gustos “especiales” o “únicos” , por el contrario con Titanic y Avatar (las dos películas más taquilleras de la historia) el fanatismo se extendió incluso hacia los que no gustan del reservado genero de la ciencia ficción.

Cuando recién fueron estrenadas, los seguidores de Cameron (entre los cuales me incluyo) vitoreamos el logro conseguido por sus cintas, sin embargo a medida que también se extendía el furor hacia un nivel general convirtiéndolas en las películas más populares de la historia, muchos seguidores comenzaron a repudiar ambas películas e incluso a su director, su pecado fue únicamente haber conseguido un éxito sin precedentes que a sus fans ya no les permitiría sentirse “únicos”.

A mi Avatar y Titanic me parecieron grandiosas y siguen pareciéndomelas, que si hay huecos en el guión no es algo que me importe, por más de dos horas me emocionaron transportándome a otro mundo y haciéndome sentir nuevamente un niño y eso no lo va a cambiar el que al resto del mundo le hiciera sentir lo mismo.

Dicho lo anterior, vuelvo a señalar no soy enemigo de las modas, al menos no de todas, sino solo de aquellas que a mi juicio ponen de manifiesto la falta de espíritu crítico y de discernimiento que las redes sociales nos han robado.



Desde el Ice bucket Challenge, el Gangma Style pasando por el Harlem Shake hasta el más reciente Manequin Challenge,  lo más importante no es el hecho en sí que se ha convertido en moda, sino la moda per se, lo importante es seguir lo que todos están haciendo, sin importar si es interesante, divertido o único, sino no solamente el no quedarse fuera de lo que el resto del mundo nos dicta que debe hacerse.

Sobre un tema similar, ya en varias ocasiones he escuchado, tanto en la televisión como en pláticas directas, a personas que dicen:

“Debo viajar a tal lugar o hacer tal cosa porque es una  de las cosas que debes hacer antes de morir”

En la  web encontraran miles de listas por el estilo ante las cuales yo me pregunto:

¿Por qué puede ser vital para mí lo que otro dice que tengo que hacer?

Más cuando esa persona no me conoce ni yo a ella, no sabe de mis gustos, anhelos o ilusiones.

Un ejemplo de lo anterior es el hecho de pasar el año nuevo en Times Square en nueva york, he escuchado a personas en la televisión decir, “Fui porque es de las cosas que debes hacer antes de morir”

A mí me parece absurdo viajar a algún sitio o hacer algo únicamente porque una lista lo dice o porque es la idea que me ha vendido la televisión.

Hace unos días publique en Facebook:

“Viendo a los cientos de miles que están haciendo el Mannequin Challenge no me sorprende que en Estados Unidos haya ganado Trump, que en México gobierne Peña Nieto, en España Rajoy y en Argentina Macri… y vendrán cosas peores.”

Hubo quienes me dijeran que mi comentario no tenía nada que ver, que quería sentirme especial o único al resto de las respetables personas que imitan el citado “reto”, que yo sigo sin entender que tiene de reto algo tan simple y vacuo, pero en fin, el punto es que a mi juicio tiene mucho que ver toda vez que al convertirse en un seguidor de las modas es más fácil que caigas en las manos de los mensajes de políticos sin escrúpulos.

Cuando se iba a celebrar la elección presidencial en México,  en la fila del supermercado escuché de viva voz decir a una señora:

“Yo voy a votar por Peña Nieto, porque está guapísimo.”

Ante aquel “sesudo” comentario a mí me dieron ganas de gritarle a la dama:

“Señora va usted a escoger presidente no a quien se la lleve esta noche a la alcoba”

Sobra decir que como protección a mi integridad personal terminé por no decirle nada a la rolliza señora.

Al respecto en la calle también escuché a un joven decir.

“Hay que votar por Peña Nieto, ese es el que dicen que va a ganar.”

Es decir el tipo iba a votar por una persona que no conocía y sobre la cual no se había informado sobre su actuar público y antecedentes sino que lo iba a hacer porque era la moda porque “decían” que ese era el “indicado”.

En redes sociales compartimos sin ton ni son “noticias” de las cuales desconocemos totalmente su veracidad, las damos por hecho y hacemos que la falsa y perniciosa información se multiplique hasta llegar a millones de personas, repetimos que Barack Obama ha sido el mejor Presidente de Estados Unidos cuando no contamos con hechos fidedignos para hacerlo, cuando desconocemos de primera mano si dicho mandatario ha dejado en una profunda crisis económica y social  a su País, si las expectativas de su mandato quedaron muy lejanas a la realidad o si de alguna manera hizo justicia a los afroamericanos acotando la profunda brecha racial, por el contrario nos gusta compartir el vídeo en el que baila, viaja en patineta o hace bromas con una bascula a uno de sus empleados como si esto fuera un reflejo de su actuar como Presidente.

A mi juicio, dichas imágenes únicamente nos dice que el político en cuestión puede ser sencillo, chabacano y populachero, pero en ningún momento es un referente para catalogar su actuación como funcionario o estadista y mucho menos para calificarlo como “el mejor en la historia.”

Incluso hay vídeos que dicen sobre el:

“La verdadera historia de la anécdota de Barack y Michelle.”

En dicha “verdadera” historia se reproduce un chiste o broma que se hacía desde los tiempos en que Bill Clinton fue presidente, cambiando únicamente a unos de los personajes de un despachador de gasolina a un mesero, y quien lo hace se atreve a decir que esa historia es real y más gravemente aún, es compartida por otros sin saber que están esparciendo una mentira.  

Hace poco se hizo viral el vídeo donde una señora con una máscara de un personaje de Starwars reía desaforadamente, ante tantos comentarios al respecto en los que me decían que dicho vídeo era graciosísimo me dispuse a verlo con verdadero animo e intenciones de pasar un buen rato, pero a pesar de mi voluntad por hacerlo, las imágenes en cuestión me parecieron de lo más sosas al punto de ni siquiera poder terminar de verlo, con lo anterior no quiero decir que yo sea especial ni quiero sentirme único o más inteligente que nadie, simplemente quiero señalar que a pesar de toda mi disposición lo visto no me agradó y no me iba agradar solo porque millones de personas dijeran “esto es lo más gracioso que he visto en mi vida” 



A medida que te vuelves un seguidor de las modas es más fácil que sigas en todos los aspectos de tu vida, cediéndole la oportunidad de decidir a otros por ti y convirtiéndote en alguien que seguramente triunfará dentro del  Zombie challenge.

7 comentarios:

  1. ESTE ES EL MUNDO DEL ZOMBI , LA MANIPULACIÓN HA LLEGADO DE TODOS LADOS Y FORMAS , HE VISTO GENTE ADULTA BUSCANDO POKEMON Y MIRANDO MODAS VACIAS QUE NO LLEGAN A NADA . MUY BUEN ARTICULO, FELICITACIONES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, me alegra que el artículo te pareciera interesante, el tema de los pokemones también es una muestra más de como la tecnología nos va absorbiendo la mente, no estamos lejos de una de tantas distopías de manipulación tecnológica que se han escrito. Saludos cordiales

      Eliminar
  2. ESTE ES EL MUNDO DEL ZOMBI , LA MANIPULACIÓN HA LLEGADO DE TODOS LADOS Y FORMAS , HE VISTO GENTE ADULTA BUSCANDO POKEMON Y MIRANDO MODAS VACIAS QUE NO LLEGAN A NADA . MUY BUEN ARTICULO, FELICITACIONES

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola J. F. Dominguez!, en primer lugar, muchas felicidades por el lanzamiento, cada vez más cercano, de tú novela, sabemos que es algo muy importante para ti, así que tienes todo el derecho de estar emocionado.
    Pasando al tema que planteas en el artículo de ésta ocasión, creo que sólo resta decir que las "modas" crean un sentido de "pertenencia" o "seguridad", la idea de que formamos parte de algo, o lo que es lo mismo "que no quedamos fuera"; porque en la práctica diaria nadie quiere ser el "tipo raro" de su pueblo (eso significa problemas), y las modas precisamente nos evitan esa "pena".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer mis publicaciones y por tus comentarios, tienes toda la razón muchos temen el "castigo" social de la exclusión, sobre todo los adolescentes, en mi época estudiantil padecí mucho de ello, toda vez que por una decisión personal no ingiero bebidas alcohólicas, motivo por el cual era muy presionado para hacerlo en las pocas fiestas o reuniones a las que era invitado, hasta que al final el grupo decidió castigarme no invitándome a ninguna de ellas por "aburrido", sin embargo no soy enemigo de las modas, solo de aquellos actos que me parecen en exceso superfluos o dañinos, no creo que allá que buscar ser diferente solamente ser tú mismo.

      Eliminar
  4. felicitaciones! muy buen análisis!, la verdad es que las masas, están cada dia mas a merced de los medios; el criterio y el análisis antes de actuar para muchos ya no es ni un concepto, todo quedo supeditado a un like, a mas o menos seguidores, a la moda; lo que me da satisfacción es que somos muchos quienes no nos dejamos arrastrar por el rio de la globalización, y nos ahogamos en el mar de información, solo somos mas discretos, por eso parece que somos pocos. Un abrazo, TE DESEO UN SÚPEREXCITO CON TU NOVELA y nos leemos en la red.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por los buenos deseos, por leer el blog y por comentar, efectivamente las redes sociales son una "despiadada guerra" por conseguir likes, en los que no importa lo que se haga con tal de conseguir el fin de agradar efímeramente.

      Eliminar