Bienvenidos.

Este es un espacio creado para tener interacción con todas aquellas personas que se interesen en la novela Para decir adiós: Las dos Princesas, publicada por Editorial Endira, la cual se encuentra a la venta en librerías de México y en todo el mundo mediante Paypal en compra directa aquí en el blog.

miércoles, 20 de enero de 2016

El ilustrísimo Club de los Caballeros con bigotes. Parte final.






Millones de gracias por permitirme nuevamente charlar con todos aquellos que me hacen el favor de interesarse por cada uno de los temas que publico en este blog de la novela Para decir adiós: Las dos Princesas.

Como lo mencioné en la pasada entrada, hoy continuaré con mi opinión respecto a las múltiples quejas que he encontrado en la red, por parte de escritores que promueven sus obras en Facebook y Google +.

Señalaba que dichas quejas son las siguientes:


  • ·         La escasa calidad de las publicaciones que consiguen más “me gusta” y “+”.
  • ·        que algunas personas te piden su amistad y de inmediato te están pidiendo que le des me gusta a su página.
  • ·        Que una gran cantidad de escritores nos dedicamos a publicar diariamente contenido pero son escasos los que se toman el tiempo para leer al resto y mucho menos para adquirir sus libros.
  • ·        El acoso hacía las escritoras.
  • ·        Escritores profesionales que se quejan de que en estos tiempos cualquiera escribe.

Y hoy incluyo dos más.

  • ·        Comercio de reseñas y puntuaciones en Amazon
  • ·        Bloqueo en facebook y google +

En la pasada entrega externé mi opinión sobre las dos primeras, va ahora sobre el resto.



Desgraciadamente es totalmente cierto y desde mi punto de vista justificado, el comentar o protestar respecto a la falta de atención a los escritos de otros autores. 

Considero que todos antes de ser escritores fuimos lectores y a veces estamos tan inmersos en lograr que nuestros textos lleguen a un público más amplio que nos olvidamos del placer de leer y conocer lo que otros tienen que decir.

Es irónico como buscamos la atención para nuestras historias pero a la vez se la negamos a la de otros autores, los que tal como nosotros, se entregaron en expresar sus emociones y sentimientos en sus narraciones.

Agradezco a quienes se han quejado al respecto porque al menos a mí, me han hecho abrir los ojos y recordar que para pedir generosidad hay primero que saber brindarla.

Es gran parte gracias a ellos, que las reseñas que he realizado hasta hoy son de autores no tan reconocidos y de los cuales he comprado sus obras.

De igual forma está más que justificado el externar su molestia sobre el acoso a las escritoras, desgraciadamente esta es una práctica usual en Facebook hacia todas las mujeres, por supuesto hay quienes usan la red para hacer amigos, exhibirse o buscar parejas sentimentales, pero ello de ninguna manera implica que toda mujer lo haga.

Todo está en el contexto y eso es lo que muchos pseudo hombres no entienden, si una persona publica en grupos o comunidades de literatura y sus post son exclusivamente sobre su obra y pensamiento, debería ser obvio para todos, que lo que esa persona esta compartiendo con nosotros es únicamente su sentir, plasmado a través de sus narraciones o su poesía, debería ser obvio para todos el que esa autora, por atractiva que pueda parecerte, no quiere conocerte personalmente ni mucho menos tener una especie de romance cibernético contigo, por lo que debería ser lo normal que todos nos abstuviéramos de emitirles comentarios que no vayan más allá de la apreciación de su obra.

Ella busca que la leas. 



Ella busca que la enamores.


Desgraciadamente eso no ocurre y son muchas las que sufren comentarios de subnormales que se creen Casanovas cibernéticos y cobran “valor” escondidos tras sus monitores. 

Este tipo de personas en mi particular punto de vista deben ser exhibidos y criticados ampliamente por el resto de usuarios de foros, grupos y comunidades. 

Ahora quiero comentar respecto a la queja, para mí totalmente sin razón, expresada por escritores profesionales que critican el que ahora todo el mundo escribe.

Me preguntó el por qué de su molestia, el nicho que ellos hayan construido no peligra, ni la literatura se verá dañada porque más personas expresen sus sentimientos.

Por supuesto que a mayor cantidad de autores crece la posibilidad de encontrar un sinnúmero de obras sin calidad alguna, pero proporcionalmente también crece la posibilidad de hallar joyas ocultas. 

Siempre ha habido millones de personas escribiendo, pero antes carecían de los medios para compartir sus obras, ahora con las redes sociales e internet, es posible que cada vez más y más escritores aficionados se animen a compartir su sentir plasmado en sus letras, esto por supuesto no perjudica a nadie, tú eres libre de elegir a quien y que leer, si algo te parece sin la calidad necesaria simplemente puedes dejarlo de lado y ya, no creo que haya razón para que la existencia de sus trabajos te molesten.

Ahora bien, si alguno de esos nuevos escritores, a los que tu menosprecias, al final de cuentas llega a vender más obras que tú, eso no es su culpa, eso es responsabilidad de los lectores y las modas, e incluso consideró que si tú obra es de una calidad sin igual y eres un verdadero talento de la literatura, el éxito de otros tampoco debería molestarte, porque al final serán medidos por la prueba del tiempo y te aseguró que escritos de modas pasajeras no podrán con ella, entonces al cabo de unos años, tú seguirás siendo recordado y las modas estarán olvidadas con las viejas hojas de los calendarios.

Entonces escritor profesional y reconocido, ¿Qué es lo que te preocupa al respecto?

Dejaré al final un punto que en verdad me parece indignante, por lo que ahora trataré un aspecto en el que por mucho que me avergüence reconocerlo yo también incurrí.

Cada red social tiene sus normas y para acceder a ellas tenemos que cumplirlas, al final, los escritores las necesitamos a ellas y no ellas a nosotros, por ello por mucho que nos parezcan ridículas y sin fundamento debemos cumplir sus normas so pena de ser penalizados y bloqueados.

Desgraciadamente en cuanto somos bloqueados, y con mucha pena me incluyó en este grupo, surge ese ego que tratamos de mantener a raya y pensamos que hemos sido víctimas de un complot por parte de un “enemigo secreto” que está celoso de nuestro “gran talento” y que presas de esta enorme “intriga internacional” se intenta que nuestra obra no siga siendo promocionada.

Nada más lejos de la realidad, las redes sociales son antes que nada un negocio y sus propietarios deben cuidar el mismo, si nos permitieran a todos publicar sin ton ni son, llegaría un momento en que sus modernos y enormes servidores se verían colapsados por la enorme cantidad de información a la que están siendo sometidos, además en cierta forma deben cuidar a su clientela.

Te imaginas que pasaría si todos los escritores que buscamos una oportunidad estuviéramos publicando en todo momento, tú estarías recibiendo notificaciones sin fin por parte de cada grupo en el que estés dado de alta, eso en realidad sería muy molesto.

Eso sin embargo y de cierta forma ocurre, por supuesto recibimos información que no hemos solicitado, pero es de aquellos que le han pagado sus servicios a la red social en cuestión, como dije ellas son principalmente un negocio.

Dejé para el final algo que me parece tan inmoral como el acoso a las escritoras y es el comercio de valoraciones, reseñas y críticas. Es algo que desconocía pero en verdad me ha indignado porque es un insulto total para el lector.

Hay autores que buscan a otros autores para pedirles que realicen una reseña a su obra, la cual por supuesto no debe ser objetiva sino totalmente tendenciosa, haciendo parecer que se está ante un nuevo Vargas Llosa, como pago el otro autor hará una crítica igual de tramposa sobre el trabajo de su colega, diciendo que ha hallado al nuevo Hermann Hesse.  

Lo mismo ocurre en Amazon, hay autores inmorales y tramposos que valoran la obra de otros cobrando por sus “servicios” el que su obra también sea calificada con cinco estrellas.

De esa manera se pretende engañar a los lectores, consideró que esos hechos inmorales y tramposos deben ser denunciados públicamente.  
      
Ha sido un verdadero placer, espero encontrarnos nuevamente el viernes, con la reseña de “September” de Sara García. 


4 comentarios:

  1. Me ha gustado tu reflexión y comparto tus opiniones. A mi me encanta escribir y como es normal también quiero que me lean así que comprendo a las personas que también escriben y cuelgan sus obras. A mi no me cuesta nada leer unos pocos blogs cada día, ademas hay que tener en cuenta que eso también te ayuda a ti, como escritor. Ademas, si no hiciera eso nunca habría leído esta entrada tan interesante :D. En fin, felicidades por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada te agradezco mucho el haberte tomado el tiempo de leer esta entrada y asi como te doy las gracias por tus opiniones. Ya había entrado a tu blog, me habían llamado la atención las ilustraciones, yo también intento ser ilustrador asi que cuando requieras una donación de dibujos para tus historias -a pesar de que ya cuentas con un excelente ilustrador-, sera un honor participar también, soy seguidor de la literatura fantastica. Saludos desde México

      Eliminar
  2. Hola.No voy a descubrir nada nuevo al decir que internet y las redes sociales han dado un vuelco a todo tipo de negocios, comunicaciones e incluso en las tareas más cotidianas de nuestras vidas. Ahora estamos en un periodo de adaptación (o transición) y no todos están conforme con los cambios. Los autores consagrados no están acostumbrados a esto, al menos, algunos. Ahora los escritores (mejor dicho, los que pretendemos serlo), no solo debemos saber escribir sino también ser un experto en las nuevas tecnologías y marketing digital si queremos que nos lean. Para mí es difícil tener la mente dispersa en tantos frentes. Y las redes sociales de este mundillo, me hacen sentir como el panadero que pregona su mercancía únicamente a otros panaderos que a su vez también hacen lo mismo. Justo es decir que aprendo muchísimo de las entradas (posts) y comentarios. En fin, el camino es largo pero la ilusión por este oficio es inmensa y me alegro de que internet permita que naveguen por sus aguas tantos quijotes. Gracias por tu entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tomarte el tiempo, tienes toda la razón en lo que dices, lo que podriamos hacer los panaderos, aun que en un inicio pudiera sonar un tanto ilógico, es ofrecer tambien el pan de otros para así llegar a más público. En este blog aún no tengo una cantidad de visitas que impresionen a nadie, pero seguramente entre todos los que me hacen el favor de leerme, hay personas diversas a las que leen el blog de otros autores, si entre varios nos ayudaramos, seguramente llegariamos a más gente y sobre todo a más potenciales lectores y no solo estar dando vueltas a la información entre nosotros mismos como tú bien dices.
      Esta blog esta a tu entera disposición sientete en la total confianza de poder usarlo para difundir tus escritos, por supuesto con el total crédito de que son tuyos. Puedes enviar la información a:
      licdominguez@live.com.mx
      paradeciradioslasdosprincesas@gmail.com
      Saludos desde México.

      Eliminar